lunes, 17 de agosto de 2009

La SGAE demanda a Fuente Obejuna unos 32.000 euros.

Fuente Obejuna, Isabel Cabezas, ha informado de que la Sociedad General de Autores de España reclama al Ayuntamiento de la localidad la cantidad de 31.987,34 euros en concepto de derechos de autor por las representaciones de Fuenteovejuna , que han tenido lugar desde el año 1988.
La regidora mellariense ha añadido que la SGAE les demanda el 10% de los beneficios obtenidos en la venta de entradas que se realizan en taquilla. Así, por ejemplo, entre
los años 2004 y 2006 estos ascendieron a 11.600 euros y la rentabilidad que se prevé que tengan las representaciones de la próxima semana --entre los días 19 y 23-- podrían superar los 4.000 euros.
Para la alcaldesa, estas cifras "ponen en peligro la obra de Fuenteovejuna , cuya puesta en escena resulta siempre deficitaria". Isabel Cabezas también ha calificado de "barbaridad" que se le exija este dinero al Ayuntamiento, sin tener en cuenta el trabajo que durante meses realizan tantas personas --su número supera las 300-- de forma altruista, ni tampoco el apoyo de las distintas entidades patrocinadoras.
Por su parte, el director de Fuenteovejuna , Fernando Rojas Trigueros, autor de la versión que se pondrá en escena la semana próxima en la localidad mellariense, ha renunciado a los derechos de autor en beneficio del pueblo de Fuente Obejuna.
A pesar de esta polémica, que saltó a los medios por la demanda de la SGAE al Ayuntamiento de Zalamea, los ensayos se desarrollaron ayer con absoluta normalidad, al igual que las labores que realizan todos los voluntarios.
La representación de Fuenteovejuna , proyecto que vio la luz en el año 1992 a iniciativa del entonces alcalde Pedro Fernández Mahedero, es sin duda el que más proyección le ha dado a la localidad gracias en gran parte, a la labor de los medios de comunicación nacionales e internacionales.
Al igual que ha ocurrido con todas las representaciones de pasadas ediciones, este año pasarán por la Villa mellariense personas residentes en prácticamente todas las ciudades del país, descubriendo algunas de ellas que el municipio de Fuente Obejuna existe en la vida real y no solo en la novela del insigne escritor Lope de Vega.

1 comentario:

Tercera Opinión dijo...

Pero lo que no se le puede negar a los miembros y empleados de la SGAE es que son profesionales, pues son capaces de llegar hasta el pueblo más recóndito y averiguar si se está realizando algún acto cultural que no haya pasado por caja.

Te invito a leer mi artículo: SÍ LA SGAE VIGILASE LOS MONTES...

http://www.terceraopinion.net/2009/08/16/si-la-sgae-vigilase-los-montes/

Un saludo.